Buscar

SOR PATROCINIO

1811-1891

mes

septiembre 2016

EL CABALLERO DE GRACIA Y SOR PATROCINIO

 

El Caballero de Gracia y Sor Patrocinio vivieron en distinta época, pues nacieron con casi trescientos años de diferencia, él en 1517 y ella en 1811, pero los dos tenían en común su gran amor por María Santísima.

Cuando en 1603 el Caballero de Gracia cedió generosamente sus posesiones para que las Concepcionistas se establecieron en ellas, entre otras puso la siguiente obligación en la escritura de concesión: “Y con condición que perpetuamente para siempre jamás el dicho monasterio y monjas de él se hayan de decir y digan una misa cantada los sábados de cada semana de la fiesta de Nuestra Señora y haya de haber sermón por las ánimas del dicho papa Urbano y del dicho Jácome de Gracia y con declaración que si el dicho día sábado cayere en día impedido que conforme al rezo y oficio divino no se pueda decir la dicha misa y sermón se haya de decir y diga otro día de la semana siguiente a la elección del dicho monasterio, con que en ninguna manera ni por ninguna causa se haya de dejar de decir la dicha misa y sermón y que esta carga y obligación ha de ser después de los días del dicho Señor Caballero de Gracia”. Por eso cuando la Virgen se le apareció a Sor Patrocinio el 13 de agosto de 1831 en el Convento del Caballero de Gracia, Nuestra Señora se tuvo que encontrar muy a gusto, porque al fin y al cabo venía desde el Cielo a “su casa”.

Este convento de Concepcionistas, cuyo nombre canónico es Convento de San José, Jesús y María, siempre ha sido conocido como el convento del Caballero de Gracia hasta el día de hoy. La comunidad de Sor Patrocinio fue expulsada del primitivo convento en 1836 por las leyes sectarias de la exclaustración y el edificio fue arrebatado por el Gobierno y vendido en subasta a un particular. La comunidad de Sor Patrocinio fue buscando cobijo donde pudo y hoy reside en la calle Blasco de Garay de Madrid, convento al que se le sigue llamando del Caballero de Gracia de la calle Blasco de Garay de Madrid.

Por todo ello, los devotos de la Virgen del Olvido y de Sor Patrocinio tenemos muchos motivos para unirnos a los actos del V Centenario del Caballero de Gracia y darle la mayor difusión que podamos a dicho centenario, que con gran acierto ha preparado Don Juan Moya, actual rector del Oratorio del Caballero de Gracia, y que ya ha anunciado en un par de folletos.

 

diptico-centenario-web_pagina_1diptico-centenario-web_pagina_2

 

diptico-centenario-web_pagina_3diptico-centenario-web_pagina_4

 

conferencias-v-centenario-a5_pagina_1

 

conferencias-v-centenario-a5_pagina_2

 

 

VERSOS DE SOR PATROCINIO AL CRISTO DE LA PALABRA

 

DIGAMOS HOY CON DOLOR QUE NOS PESA HABER PECADO

 

Cristo de la Palabra

¡Jesús en la cruz clavado,

por salvar al pecador!

Digamos hoy con dolor

que nos pesa haber pecado.

 

 

Caminas con el madero

al sacrificio inocente,

y al ver llorar a la gente

le dices, manso Cordero:

Verted llanto lastimero

por vos y el pueblo culpado.

 

Digamos hoy, etc.

 

Si de la cruz en el lecho

oye el pueblo cruel e impío

Perdónalos, Padre mío,

que no saben lo que han hecho,

¿Quién en lágrimas deshecho

no exclama de amor llagado?

 

Digamos hoy, etc.

 

Si aquel dichoso ladrón

os pide que hagáis memoria

cuando esteis en vuestra gloria,

le ofrecéis con el perdón

la segura posesión

del Paraíso impetrado.

 

 

Digamos hoy, etc.

 

Mirando a la Virgen pura

Vuestro Amor habló y la dijo:

Mujer, ves ahí a tu hijo.

Y aunque llena de amargura,

adóptanos con ternura

de amor su pecho abrasado.

 

 

Digamos hoy, etc.

 

 

Oye, atiende, pecador,

a este inocente Cordero,

que siendo Dios verdadero

muere víctima de amor.

Clama al Padre con dolor:

¿Por qué me has desamparado!

 

 

Digamos hoy, etc.

 

 

Sed tenéis, ¡oh buen Jesús!

De que todos nos salvemos,

y para que lo logremos

vinisteis a darnos luz.

Puesto estáis en esta cruz

por mi amor sacrificado.

 

 

Digamos hoy, etc.

 

 

Visteis en aquella hora

toda profecía cumplida,

vuestra Iglesia enriquecida,

recomendada la aurora,

Y exclamáis con voz sonora:

Ya está todo consumado.

 

 

Digamos hoy, etc.

 

 

Entrego, Padre amoroso,

mi espíritu en vuestras manos;

por salvar a mis hermanos

muero en esta cruz gustoso.

Y este fruto tan copioso

les dejo por mi legado.

 

 

Digamos hoy, etc.

 

 

Vuestro amante corazón,

herido por darnos vida,

con muda voz nos convida

a tomar de él posesión:

Sea, pues, nuestra mansión

Vuestro corazón sagrado.

 

Digamos hoy, etc.

LA PRIMERA FIRMA DE SOR PATROCINIO

El 19 de enero de 1830 Sor Patrocinio hacía su profesión de religiosa, después de un año de noviciado. El notario de Marid, Claudio Sanz, dejó constancia en un acta notarial, que se conserva en al Archivo Histórico de Protocolos de Madrid. Al final del protocolo se encuentra la firma de Sor Patrocinio. Y como todavía la Virgen no le ha impuesto el nombre de Patrocinio,  firma como Sor María de los Dolores de San Rafael. Llama la atención la delicadeza con la que traza y casi dibuja el nombre de María, por devoción a la Virgen. Reproducimos la primera página del protocolo y su detalle, en la que el notario la registra con el segundo apellido del padre, Losada, en lugar de Quiroga, y la última página del protocolo y su detalle. En la última página la primera firma que aparece es la de la abadesa, la Madre Pilar. En el detalle se aprecia claramente la primera firma que se ha podido encontrar de Sor Patrocinio, ya que en la recepción de hábito, aunque también hay un protocolo,   pero no lo firmó.

Profesión (1)

 

Profesión (0)Profesión (4)

 

Patro

 

 

Blog de WordPress.com.

Subir ↑