Buscar

SOR PATROCINIO

1811-1891

FOTOS DE LOS CULTOS DE LA VIRGEN DEL OLVIDO DEL MES DE NOVIEMBRE DE 2016

Como siempre las Concepcionistas de la comunidad del Caballero de Gracia habían preparado la Iglesia y  a la Virgen con todo el cariño. Como cada mes 27 rosas de color rojo y amarillo a los pies de la Virgen y por el altar y este vez la Virgen lucía un manto precioso, que no habíamos visto. En las tres fotos siguientes se puede apreciar:

 

img_0095

la-foto

 

img_0098

 

La Santa Misa la celebró don José María Revuelta, que desde niño ha sido devoto de la Virgen del Olvido, por vivir entonces en Guadalajara. Acudía a misa al convento de la Concepcionistas de Guadalajara. Su padre era el abogado de esa comunidad. Nos ha contado sus recuerdos, que nos han emocionado y se metidos a todo el mundo en el bolsillo. Se ha comprometido a venir habitualmente, lo que no quita que invitemos a otros sacerdotes algún otro día, pero es una bendición saber que tenemos un sacerdote en Madrid dispuesto a venir todos los meses y a atender a quien lo desea a lo largo del mes, pues confiesa en el Oratorio del Caballero de Gracia. Sin duda que es un regalo del Cielo y Don José María Revuelta va a suponer un gran impulso para la devoción de la Virgen del Olvido. Las dos fotos siguientes están tomadas durante la misa y al final cuando hemos cantado la Salve de la Virgen del Olvido. El próximo mes de diciembre, a la caer el último sábado en Noche Vieja, celebraremos los cultos de la Virgen del Olvido el sábado día 17.

 

img_0089

 

img_0093

Recuperación de una devoción: Virgen del Olvido, Triunfo y Misericordias

la foto 2

 

Forma la tropa en la calle del Caballero de Gracia con el cruce de la calle del Clavel. Hoy no es día de instrucción y por eso llevan munición real, han dejado en el cuartel las balas de fogueo, porque van a asaltar… ¡Un convento de clausura!, el monasterio de las Concepcionistas Franciscanas del Caballero de Gracia, donde reside Sor Patrocinio, una monja de 24 años a la que conoce todo el mundo, porque se le apareció la Virgen en Madrid en 1831.

Madrid y 9 de noviembre de 1835. Se llevan detenida a Sor Patrocinio, porque así lo ha tramado el político del momento, Salustiano Olózaga, líder del partido liberal más sectario al que por iniciativa suya dejan de llamar «partido exaltado» para denominarlo «partido progresista». Así suena mejor; sin duda, Salustiano Olózaga es listo como pocos, pero también malo como un diablo y un cobarde, que se esconde detrás los fusiles de la Milicia Urbana para satisfacer sus más bajos instintos y por eso en lugar de trasladar a Sor Patrocinio a la cárcel, la retiene en una casa de mala fama que regente Manuela Peirote. Pero Sor Patrocinio no cede y por gracia extraordinaria no le va a poder tocar ni el borde de su hábito. Y como el sucio deseo incumplido del cobarde se transforma en venganza, Sor Patrocinio es condenada injustamente a un destierro de más de nueve años por no haber hecho nada.

El suceso se comenta por todo Madrid, porque el convento del Caballero de Gracia es muy popular. Desde que el Papa Gregorio XVI aprobó la aparición de la Virgen a Sor Patrocinio el 13 de agosto de 1831, bajo la advocación de la Virgen del Olvido, Triunfo y Misericordias, los madrileños han respondido a la llamada de la Señora del Cielo y acuden masivamente a implorar su protección.

Así es que en marzo de 1836, lo mismo que los sectarios decidieron en las logias los asesinatos de los frailes de 1834 y 1835 en Madrid, Zaragoza, Reus y Barcelona, ahora expulsan de los conventos a todos los religiosos varones y obligan a cerrar los conventos de monjas con menos de veinte profesas y prohíben que en una localidad pueda haber más de un convento de la misma orden. Y por este motivo, cuando declina el verano de 1836, la abadesa del Caballero de Gracia, la Madre Pilar, se encamina con sus monjas del Caballero de Gracia a la calle Toledo de Madrid, para reunirse con sus hermanas de la misma Orden en el popular convento de La Latina. No se van de mi memoria los inventarios que he visto en los archivos de semejante expolio: «tres ollas, cuatro sartenes, veinte tenedores de hierro, quince cobertores de cama, dos colchones…!» ¡Miserables, las expulsan sin nada y hasta les quitan los dos colchones que tenían reservados para las enfermas, pues las demás no los usan! Y con las concepcionistas salen también los restos mortales del Caballero de Gracia, que reposaban en ese convento desde hacía dos siglos y son trasladados al Oratorio del Caballero de Gracia, donde actualmente se encuentran.

Tras la salida de las monjas, los liberales cubren el convento con esa gran mentira que sostiene que la desamortización de Mendizábal lo que pretendía era poner en circulación unos bienes muertos e improductivos para enjugar la deuda del Estado, hacer propietarios a una gran masa de españoles y crear riqueza. Cuando la verdad fue más simple y más chusca: quitaron a la Iglesia su patrimonio para provecho y beneficio de unos pocos, empezando por el propio Mendizábal que participó en la rapiña y se quedó con una parte importante de uno de los mejores conventos de Madrid. Y con él todos sus cómplices de ese inmenso latrocinio, en palabras de Menéndez Pelayo, que por suerte para su fama solo se ha estudiado hasta ahora con el Boletín de Ventas de Bienes Nacionales, donde no figuran sus nombres. Los nombres de los verdaderos propietarios los hemos descubierto en un archivo importante y espero que de aquí a unos meses queden todos al descubierto en un próximo libro.

Madrid y septiembre de 1836. Saquean el convento del Caballero de Gracia, arrebatan todas sus pertenencias y el Estado se apropia de la iglesia y del edificio conventuales, 34.027 pies cuadrados que se los entrega a precio de ganga a un francés que se llama Pedro Adolfo Deville en el mes de enero de 1838. Y ahora sí que se cumplen los propósitos antirreligiosos de los sectarios, porque Deville responde por su parte, derriba el convento y entierra bajo los cascotes del convento de Caballero de Gracia la devoción que tantos miles de madrileños tenían a la Virgen del Olvido, Triunfo y Misericordias.

A la vuelta del primer destierro en 1844, Sor Patrocinio se incorpora a su comunidad que estaba en el convento de la Latina. Seguía siendo abadesa la madre Pilar a la que, tras su muerte en 1849, sucede en el cargo Sor Patrocinio. Pocos años después Sor Patrocinio marcha con diez monjas a fundar a Torrelaguna y la comunidad del Caballero de Gracia sigue su curso, residiendo de convento en convento hasta encontrar la actual morada de la calle de Blasco de Garay de Madrid, y por eso esa comunidad se puede denominar con toda propiedad Comunidad del Caballero de Gracia, ya que su nombre canónico no se usó ni en los documentos notariales ni entre las gentes del pueblo. Se le llamó siempre «Convento del Caballero de Gracia». Y puestos a encontrar una prueba de identificación, ninguna mejor que la del nombre canónico: monasterio de San Jose, de Jesús y María, el mismo que tenía el del convento que derribaron los sectarios en 1838 es el del que se levanta hoy en la calle Blasco de Garay de Madrid. En definitiva, las dos últimas abadesas de las Concepcionistas que residen ahora en la calle Blasco de Garay, las madres Piedad y Gilma, son las sucesoras en el cargo de Sor Patrocinio.

Pero para chasco de los Mendizábal, los Olózaga y sus sucesores ideológicos y enemigos de la Iglesia, que daban por enterrada la devoción a la Virgen del Olvido, resulta que se avivado. Nunca se extinguió del todo, pero de ese rescoldo que perduraba desde el derribo del convento en 1838, ha surgido una llama que está poniendo en activo la aparición de la Virgen del Olvido, porque hay quien se niega a desperdiciar tantas gracias como nos trae la Virgen bajo esa advocación tan bella: Olvido, Triunfo y Misericordias. Y en esto están empeñado un buen grupo de madrileños junto con la comunidad del Caballero de Gracia, que reside en la calle Blasco de Garay nº 51-53 de Madrid, donde el último sábado de noviembre, día 26, nos vamos a reunir a las 18,30 de la tarde para adorar al Santísimo, rezar el Santo Rosario, asistir a la Santa Misa y cantar la Salve de la Virgen del Olvido, Triunfo y Misericordias, actos de culto en honor de la Virgen a los que podrán asistir cuantos lo deseen. Mis queridos lectores, será un placer saludarnos personalmente y, desde luego, estar esa tarde todos unidos –por presencia o por la comunión de los santos- bajo el manto protector de la Virgen del Olvido, Triunfo y Misericordias el próximo día 26 de noviembre.

HOMILÍA DEL 29-X-2016. CULTOS DE LA VIRGEN DEL OLVIDO

Resumen de la homilía del padre carmelita, Rafael Pascual Elías, pronunciada en el convento del Caballero de Gracia de la calle Blasco de Garay de Madrid, el día 29 de octubre de 2016, con motivo de los cultos de la Virgen del Olvido, Triunfo y Misericordias, que se celebran en este convento todos los meses, el último sábado de cada mes.

la foto.6JPG

 

 

“POR SU MEDIO (DE LA IMAGEN DE LA VIRGEN DEL OLVIDO) MI HIJO Y YO RECIBIMOS CULTO”

Hoy nos convoca nuestra Madre la Virgen del Olvido. Es sábado, estamos a pocos días de celebrar la gran solemnidad de Todos los Santos y concluimos el mes del Rosario. En esta tarde vamos a recordar la última promesa que la Virgen hace a la Madre Patrocinio: “Por su medio (de la imagen de la Virgen del Olvido) mi Hijo y yo recibimos culto”.

Hemos tenido la exposición del Santísimo, el Hijo de Dios ha estado expuesto para adorarlo y estar con Él y además en su presencia se ha rezado el Rosario. Con ello damos culto a su Hijo y a su Madre. Se cumple la promesa de la Virgen al estar ante la imagen de la Virgen del Olvido cada uno de nosotros.

Y ahora celebramos la eucaristía en honor de nuestra Madre en la que se hace presente su Hijo con su Palabra y con su Cuerpo y de nuevo damos culto a Madre e Hijo.

Hoy Cristo quiere entrar en nuestra casa: en nuestro corazón, en nuestra mente, en nuestro espíritu. Las palabras que Jesús dirige a Zaqueo nos recuerdan los títulos de la Virgen del Olvido, Triunfo y Misericordias.

Olvido: “Zaqueo, baja en seguida porque hoy he de quedarme en tu casa”.

Cristo toma siempre la iniciativa y llama al hombre, pero puede que éste se “olvide” del encuentro que ha tenido lugar. Sucede muchas veces. Participamos de la eucaristía porque no olvidamos a Cristo y a su Madre y queremos darles culto para nuestro bien y el de toda la Iglesia. Así sucede cuando la Virgen le dice a sor Patrocinio que se han olvidado de Ella, igual que con el Cristo de la Palabra. Madre Patrocinio rompe este “olvido” y comienza a honrar a María, la Virgen, y a su Hijo. Y un culto que se difunde con rapidez por el Madrid decimonónico; llega a expandirse por España hasta traspasar las fronteras como bien somos testigos de ello los que nos encontramos hoy aquí y todos los que difunden la devoción a la Virgen del Olvido. No podemos olvidarnos ni de Cristo ni de nuestra Madre.

Triunfo: “El Hijo del hombre ha venido a buscar y salvar lo que se había perdido”.

Cristo con su muerte vence al pecado y a la muerte y nos entrega en la eucaristía su Cuerpo para nuestra salvación. Es lo que sucede cuando entra en la casa de Zaqueo y dentro de unos momentos cuando comulguemos. Con la entrada de Cristo en nuestro cuerpo somos santificados, nos acercamos a la salvación, entramos en intimidad con el mismo Dios que está en lo más profundo de nuestro ser. Con la aparición de la Virgen, Sor Patrocinio se ve libre al fin de los continuos y feroces ataques del demonio, pero la Virgen le avisa también que no cesarán las persecuciones de los hombres que en muchas ocasiones no dejan de ser tan dolorosas y trágicas como las causadas por el enemigo. El triunfo sobre el pecado y sobre el demonio viene de la mano de la eucaristía y de la intercesión de la Santísima Virgen María.

Misericordias: “Hoy ha llegado la salvación a esta casa, porque este hombre también es descendiente de Abraham”.

Zaqueo recibe la misericordia de Dios al acogerlo en su casa, igual que nosotros con los cultos que hacemos en honor de la Virgen del Olvido. No sé si somos conscientes de toda la gracia que esta tarde se ha derramado y va a seguir derramándose a lo largo de la eucaristía. Esos momentos de adoración ante Jesús eucaristía para ponernos ante Él con todo nuestro ser y acoger todo lo que nos haya querido decir, algunos han recibido el sacramento del perdón con el que poder ganar el jubileo de la misericordia, rezar el santo rosario con el que tantas gracias se obtienen de nuestra Madre, participar de la eucaristía…, todo esto es una fuente inagotable de misericordias. Si ponemos la mirada en sor Patrocinio descubrimos el sinfín de gracias y misericordias que recibía en su vida y en las que se apoyaba para estar cada vez más unida a la voluntad de Dios y de la Virgen María para superar así las infinitas dificultades que por parte humana o diabólica surgían en su vida como religiosa.

La eucaristía continúa, pero con estas palabras nos queda clara la mutua relación que se da entre Cristo y la Virgen. La Virgen del Olvido nos conduce a su Hijo y su Hijo nos lleva a Ella. El Hijo de Dios nos abre las puertas de la Salvación, pero María, la Virgen del Olvido no se queda a un lado, sino que colabora, intercede, es corredentora en la obra de salvación de su Hijo para toda la humanidad. Como buena Madre nos enseña el mejor modo de acercarnos a su Hijo y Este nos muestra el mejor camino de encontrarnos con Ella. Así, unidos a Cristo que entra en nuestra vida, nos acercamos al amparo y protección de Nuestra Madre la Virgen del Olvido, Triunfo y Misericordias.

 

SOR PATROCINIO Y SU TIEMPO

ENTREVISTA DE UNA HORA Y MEDIA DE DURACIÓN DE CADENA IBÉRICA SOBRE SOR PATROCINIO CON EL CATEDRÁTICO DE HISTORIA CONTEMPORÁNEA JAVIER PAREDES

ESPAÑOLES POR LA HISTORIA 22-10-2016 _ Sor Patrocinio

http://www.ivoox.com/13418687

t

Sor Patrocinio Cuadro

EL CABALLERO DE GRACIA Y SOR PATROCINIO

 

El Caballero de Gracia y Sor Patrocinio vivieron en distinta época, pues nacieron con casi trescientos años de diferencia, él en 1517 y ella en 1811, pero los dos tenían en común su gran amor por María Santísima.

Cuando en 1603 el Caballero de Gracia cedió generosamente sus posesiones para que las Concepcionistas se establecieron en ellas, entre otras puso la siguiente obligación en la escritura de concesión: “Y con condición que perpetuamente para siempre jamás el dicho monasterio y monjas de él se hayan de decir y digan una misa cantada los sábados de cada semana de la fiesta de Nuestra Señora y haya de haber sermón por las ánimas del dicho papa Urbano y del dicho Jácome de Gracia y con declaración que si el dicho día sábado cayere en día impedido que conforme al rezo y oficio divino no se pueda decir la dicha misa y sermón se haya de decir y diga otro día de la semana siguiente a la elección del dicho monasterio, con que en ninguna manera ni por ninguna causa se haya de dejar de decir la dicha misa y sermón y que esta carga y obligación ha de ser después de los días del dicho Señor Caballero de Gracia”. Por eso cuando la Virgen se le apareció a Sor Patrocinio el 13 de agosto de 1831 en el Convento del Caballero de Gracia, Nuestra Señora se tuvo que encontrar muy a gusto, porque al fin y al cabo venía desde el Cielo a “su casa”.

Este convento de Concepcionistas, cuyo nombre canónico es Convento de San José, Jesús y María, siempre ha sido conocido como el convento del Caballero de Gracia hasta el día de hoy. La comunidad de Sor Patrocinio fue expulsada del primitivo convento en 1836 por las leyes sectarias de la exclaustración y el edificio fue arrebatado por el Gobierno y vendido en subasta a un particular. La comunidad de Sor Patrocinio fue buscando cobijo donde pudo y hoy reside en la calle Blasco de Garay de Madrid, convento al que se le sigue llamando del Caballero de Gracia de la calle Blasco de Garay de Madrid.

Por todo ello, los devotos de la Virgen del Olvido y de Sor Patrocinio tenemos muchos motivos para unirnos a los actos del V Centenario del Caballero de Gracia y darle la mayor difusión que podamos a dicho centenario, que con gran acierto ha preparado Don Juan Moya, actual rector del Oratorio del Caballero de Gracia, y que ya ha anunciado en un par de folletos.

 

diptico-centenario-web_pagina_1diptico-centenario-web_pagina_2

 

diptico-centenario-web_pagina_3diptico-centenario-web_pagina_4

 

conferencias-v-centenario-a5_pagina_1

 

conferencias-v-centenario-a5_pagina_2

 

 

VERSOS DE SOR PATROCINIO AL CRISTO DE LA PALABRA

 

DIGAMOS HOY CON DOLOR QUE NOS PESA HABER PECADO

 

Cristo de la Palabra

¡Jesús en la cruz clavado,

por salvar al pecador!

Digamos hoy con dolor

que nos pesa haber pecado.

 

 

Caminas con el madero

al sacrificio inocente,

y al ver llorar a la gente

le dices, manso Cordero:

Verted llanto lastimero

por vos y el pueblo culpado.

 

Digamos hoy, etc.

 

Si de la cruz en el lecho

oye el pueblo cruel e impío

Perdónalos, Padre mío,

que no saben lo que han hecho,

¿Quién en lágrimas deshecho

no exclama de amor llagado?

 

Digamos hoy, etc.

 

Si aquel dichoso ladrón

os pide que hagáis memoria

cuando esteis en vuestra gloria,

le ofrecéis con el perdón

la segura posesión

del Paraíso impetrado.

 

 

Digamos hoy, etc.

 

Mirando a la Virgen pura

Vuestro Amor habló y la dijo:

Mujer, ves ahí a tu hijo.

Y aunque llena de amargura,

adóptanos con ternura

de amor su pecho abrasado.

 

 

Digamos hoy, etc.

 

 

Oye, atiende, pecador,

a este inocente Cordero,

que siendo Dios verdadero

muere víctima de amor.

Clama al Padre con dolor:

¿Por qué me has desamparado!

 

 

Digamos hoy, etc.

 

 

Sed tenéis, ¡oh buen Jesús!

De que todos nos salvemos,

y para que lo logremos

vinisteis a darnos luz.

Puesto estáis en esta cruz

por mi amor sacrificado.

 

 

Digamos hoy, etc.

 

 

Visteis en aquella hora

toda profecía cumplida,

vuestra Iglesia enriquecida,

recomendada la aurora,

Y exclamáis con voz sonora:

Ya está todo consumado.

 

 

Digamos hoy, etc.

 

 

Entrego, Padre amoroso,

mi espíritu en vuestras manos;

por salvar a mis hermanos

muero en esta cruz gustoso.

Y este fruto tan copioso

les dejo por mi legado.

 

 

Digamos hoy, etc.

 

 

Vuestro amante corazón,

herido por darnos vida,

con muda voz nos convida

a tomar de él posesión:

Sea, pues, nuestra mansión

Vuestro corazón sagrado.

 

Digamos hoy, etc.

LA PRIMERA FIRMA DE SOR PATROCINIO

El 19 de enero de 1830 Sor Patrocinio hacía su profesión de religiosa, después de un año de noviciado. El notario de Marid, Claudio Sanz, dejó constancia en un acta notarial, que se conserva en al Archivo Histórico de Protocolos de Madrid. Al final del protocolo se encuentra la firma de Sor Patrocinio. Y como todavía la Virgen no le ha impuesto el nombre de Patrocinio,  firma como Sor María de los Dolores de San Rafael. Llama la atención la delicadeza con la que traza y casi dibuja el nombre de María, por devoción a la Virgen. Reproducimos la primera página del protocolo y su detalle, en la que el notario la registra con el segundo apellido del padre, Losada, en lugar de Quiroga, y la última página del protocolo y su detalle. En la última página la primera firma que aparece es la de la abadesa, la Madre Pilar. En el detalle se aprecia claramente la primera firma que se ha podido encontrar de Sor Patrocinio, ya que en la recepción de hábito, aunque también hay un protocolo,   pero no lo firmó.

Profesión (1)

 

Profesión (0)Profesión (4)

 

Patro

 

 

REAL CONVENTO DE NUESTRA SEÑORA DE LAS MISERICORDIAS Y SAN ANTONIO DE PADUA EN EL REAL SITIO DE EL PARDO

El convento de El Pardo es la cuarta fundación de Sor Patrocinio realizada el 11 de diciembre de 1859. Sor Patrocinio dejaba una copia de la Virgen del Olvido Triunfo y Misericordias en cada fundación. Como ella para los objetos de cultos -“para cera” , en su expresión- siempre era muy generosa, aunque le faltara para cubrir las primeras necesidades, por eso las copias de la Virgen se las encargaba a uno de los mejores imagineros como era Mariano Bellver y Collazos (1817-1876), que fue escultor de Cámara de Isabel II. Una de sus obras más famosas por haber sido reproducida por millones en estampas, La Virgen Divina Pastora, se encuentra precisamente en el convento de los Padres Capuchinos de El Pardo. A continuación las fotos del convento de El Pardo y de la Virgen del Olvido Triunfo y Misericordias de este monasterio. 

 

IMG_0015

IMG_0025

IMG_0023

IMG_0010

IMG_0012

IMG_0011

MI RELACIÓN CON SOR PATROCINIO

 

_MG_2151

 

 

Hace más de treinta de años, cuando hacía mi tesis doctoral, ambientada en el reinado de Isabel II (1833-1868), me encontré entre los libros por primera vez con Sor Patrocinio; o por ser exacto, me di de frente contra todas las burdas mentiras que se han escrito de Sor Patrocinio. Aquella vida falsa que de ella me contaban a mí no encajaba, y desde entonces me propuse averiguar la verdad.

La primera motivación que tuve fue de tipo intelectual, porque la búsqueda de la verdad, que es lo que a mí me movía, suele estar reñida con el discurso dominante. Cuando yo entré en la Universidad en 1969, la historiografía en España estaba dominada por el marxismo, al que tantos se plegaron para hacer carrera universitaria. Y como el marxismo proponía la mentira de que el sujeto de la historia es colectivo: la clase, el partido…, para desmontar tal falsedad decidí que mi tesis doctoral consistiría en hacer una biografía, para reivindicar que el sujeto de la historia es la persona. Y por esta razón me pase unos años estudiando la figura de Pascual Madoz (1805-1870), uno de los políticos más importantes del reinado de Isabel II.

Al momento me di cuenta de que lo de  la persona autónoma era como lo de “un bocadillo de jamón, pero sin jamón”; es decir, otra mentira. Así es que frente a otros que proponían “la autonomía de la persona”, yo respondía con el concepto de persona dependiente de Dios, como criatura suya que es.  Y decía entonces y sigo diciendo ahora: la persona como criatura de Dios, que no se deja seducir por el señuelo de construir un paraíso en esta tierra, como proponen el marxismo y la ideología liberal, porque para lo que nos ha creado Dios es para hacernos herederos del Cielo y tenernos a su lado para siempre, si es que no nos empeñamos en irnos al Infierno, que como decía Santa Teresa también es ¡para siempre, para siempre, para siempre!

Y como la realidad es mucho más interesante que la ficción, han sido innumerables las satisfacciones intelectuales que tenido, cada vez que he desmontado con los hallazgos de archivo las mentirotas que de Sor Patrocinio se propagaron y se continúan repitiendo. Subir hasta la luz de la verdad, exige soltarse de las cadenas del pesebre. Sin duda que por esas alturas se pasan apuros, necesidades, marginaciones y hasta persecuciones, pero mientras se está en lo alto, no le llega a uno ni el pringue, ni el hedor de los excrementos de la cuadra.

Profesor es el que profesa…, puede que no sea esa la etimología, pero “profesar” es lo que hecho en toda mi carrera universitaria, y hoy no iba a ser menos. Por eso he escrito los párrafos anteriores, y me falta todavía  escribir uno más. Al interés intelectual por la figura de Sor Patrocinio, que también lo tienen otros personajes del pasado como políticos, empresarios, comerciantes, etc.,  se unió el interés religioso de la monja de las llagas, a la que solo por sus escritos y los numerosos conventos de clausura que fundó, se la puede considerar, una de las principales figuras de la Iglesia del siglo XIX. Y por si esto fuera poco nos trasmite una devoción mariana tan tierna y maternal como es la de la Virgen del Olvido, Triunfo y Misericordias.

Y como durante estos más de treinta años son tantos y tan ricos los documentos que he encontrado de la vida de Sor Patrocinio, quiero aprovechar la oportunidad que nos ofrecen las redes sociales y las nuevas tecnologías, para poner en común todo el rico material que he ido encontrando. Para ello he creado esta página dedicada a la vida de Sor Patrocinio www.sorpatrocinio.es en la que iré subiendo poco a poco documentación, publicaciones y fotos y que me permitirá entrar en contacto con quienes estén interesados en conocer a esta figura colosal. Naturalmente que toda crítica y ayuda que mejore el conocimiento de la vida de Sor Patrocinio será muy agradecida, y para ello se podrá utilizar el siguiente correo electrónico: madrepatrocinio@gmail.com

 

Un abrazo inmenso

 

Javier Paredes

Catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Alcalá y responsable de www.sorpatrocinio.es

 

 

 

Blog de WordPress.com.

Subir ↑